Si buscas una manera efectiva de comenzar tu viaje hacia un cuerpo más fuerte, el pilates es tu respuesta, ya que no solo fortalece tus músculos, sino que también estás mejorando tu postura, flexibilidad y coordinación en el día a día.

Beneficios de Hacer Pilates en Casa

Antes de sumergirnos en la rutina de Pilates en casa, es importante comprender los beneficios que el Pilates puede llegar a recomendar.

Flexibilidad

Puedes mejorar significativamente tu flexibilidad con el tiempo, debido a que los ejercicios de Pilates están diseñados para estirar y fortalecer los músculos al mismo tiempo.

fortaleza musculosa

El Pilates ayuda a tonificar y fortalecer los músculos de todo el cuerpo, incluyendo los músculos profundos del abdomen y la espalda.

Mejora de la Postura

Al fortalecer los músculos centrales y al mejorar la composición de nuestro cuerpo, el Pilates puede ayudar a corregir desequilibrios musculares y mejorar tu postura general.

Reducción del Estrés

Al combinar la respiración profunda y los movimientos suaves, puede ayudar a reducir el estrés y la tensión muscular que se acumula en nuestra rutina de pilates en casa.5 ejercicios de pilates

Ahora, pasemos a los ejercicios que compondrán tu rutina de Pilates en casa para principiantes. 

Plancha Abdominal

La plancha abdominal es un ejercicio fundamental que consiste en fortalecer el núcleo y mejorar la estabilidad del torso. 

Para realizar este ejercicios hay que apoyarse en el suelo con los antebrazos y las puntas de los pies, manteniendo el cuerpo en una línea recta desde la cabeza hasta los talones.

Después, contrae los abdominales y los glúteos para estabilizar el cuerpo y manténgalo en esta posición durante 20-30 segundos, respirando de manera constante y profunda.

Ejercicio de Estiramiento para la Columna

Este ejercicio es ideal para aliviar la tensión en la columna vertebral y promover la flexibilidad.

La manera de hacer este ejercicio es sentarse en el suelo con las piernas extendidas y la espalda recta, inhalando y extendiendo los brazos hacia arriba, para posteriormente exhalar mientras te inclinas hacia delante, intentando tocar los dedos de los pies.

Hay que mantener la posición durante 20-30 segundos, sintiendo el estiramiento a lo largo de la columna vertebral y la parte posterior de las piernas.

Puente de pelota de pilates

Nos acostaremos en el suelo boca arriba con las rodillas flexionadas y los pies apoyados en el suelo y colocaremos una pelota de Pilates debajo de tus pies.

Presionaremos los pies contra la pelota mientras contraemos los músculos abdominales, para posteriormente levantar las caderas hacia el techo, formando una línea recta desde los hombros hasta las rodillas.

Mantendremos la posición durante unos segundos, sintiendo cómo trabajan tus glúteos y tus músculos abdominales.

Patada lateral

La patada lateral es un ejercicio excelente para fortalecer los músculos de las piernas y mejorar la estabilidad. 

En primer lugar nos acostamos de lado con las piernas extendidas y apoyadas en el antebrazo, levantando la pierna superior hacia arriba, manteniendo el cuerpo estable y los abdominales contraídos.

Mantendremos la pierna levantada durante 10-15 segundos , para sentir la activación en los músculos externos del muslo y los glúteos.

Ejercicio Enrollar

El Roll Up es ideal para fortalecer los abdominales y mejorar la flexibilidad de la columna vertebral.

Nos tumbaremos boca arriba con las piernas extendidas y los brazos extendidos por encima de la cabeza. Inhalamos y extendemos los brazos hacia el techo, para posteriormente exhalar y comenzar a enrollarnos hacia adelante, vértebra por vértebra, levantando la cabeza, los hombros y la parte superior de la espalda del suelo.

Continuaremos enrollándonos hacia adelante hasta que puedas tocar los dedos de los pies, manteniendo la posición durante unos segundos, respirando profundamente.

Ejercicio de Estiramiento para la Columna

Este ejercicio es ideal para aliviar la tensión en la columna vertebral y promover la flexibilidad.

La manera de hacer este ejercicio es sentarse en el suelo con las piernas extendidas y la espalda recta, inhalando y extendiendo los brazos hacia arriba, para posteriormente exhalar mientras te inclinas hacia delante, intentando tocar los dedos de los pies.

Hay que mantener la posición durante 20-30 segundos, sintiendo el estiramiento a lo largo de la columna vertebral y la parte posterior de las piernas.

 

¡No dudes en contactar con Simply Be Pilates si necesitas asesoramiento profesional en Pilates! Estamos aquí para ayudarte a alcanzar tus objetivos de bienestar y fitness.