Pilates ayudar el dolor de espalda. El dolor de espalada es un problema común en la sociedad de hoy en día. El instituto nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares dice que el dolor de espalda lumbar es la razón más común de baja laboral en los Estado Unidos. http://www.ninds.nih.gov/

Los sesiones tradicionales para el dolor de espalda van desde los medicamentos anti-inflamatorios hasta la cirugía. Pilates es reconocido como una alternativa a muchos sesiones tradicionales. Pilates trabaja desde los músculos del núcleo central, los cuales son el eje de apoyo de la zona lumbar, abdominal, pelvis y caderas. Las lesiones, debilidad o falta de equilibrio de estos músculos puede repercutir en un aumento de estrés de la columna vertebral y dolor de espalda en la zona lumbar.

Un estudio publicado en el Journal of Orthopaedic & Sports Physical Therapy“ (2006; journal no. 36 [7], 472-84), revela que aquellos participantes que practicaban habitualmente Pilates conseguían un mayor alivio de dolor de espalda de la zona lumbar respecto a aquellos que seguían otros tipos de sesiones, que mostran que Pilates ayudar el dolor de espalda

En clases con un instructor certificado de Pilates se enseña “el alineamiento neutral de la pelvis” el cual es necesario para trabajar los músculos del núcleo central. Practicar ejercicios o movimientos regularmente sin una correcta fuerza de los músculos del núcleo central o con el cuerpo desalineado puede provocar lesiones. Por lo tanto, se recomienda practicar ejercicio siempre con un instructor.

La gente que sufre de dolor de espalda lumbar debería evitar cual que ejercicio con flexiones, extensiones excesivas o flexiones combinado con rotaciones. Este tipo de movimientos pone estrés excesivo en los discos vertebrales. Muchos ejercicios de Pilates tiene una base en las posturas del Yoga, pero al contrario de esta disciplina, Pilates no fomenta movimientos  excesivos sino movimientos que respetan la estructura corporal.

Con la practica y tiempo, los ejercicios enseñados por una instructora de pilates también se pueden  practicar en casa, lo que aumenta la probabilidad de éxito en reducir el dolor. Es recomendable hacer 10 – 30 minutos de pilates cada día con 2-3 clases dirigidas. Un conciencia de postura neutral y el correcto entrenamiento de los músculos que se aprende en las clases de pilates, aumenta el nivel de conciencia del cuerpo y mejora el movimiento, lo que ayuda aliviar el dolor de la espalda y las tareas que tienes que hacer día a día. Pilates es una buena elección para la gente que sufre de dolor de la espalda.